Diccionario de mejicanismos: colección de locuciones i frases viciosas, con sus correspondientes críticas i correcciones fundadas en autoridades de la lengua; máximas, refranes, provincialismos i remoques populares de todos los estados de la República mejicana

Portada
E. Dublan, 1895 - 544 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 380 - La planta con ilustre señorío Ofrece de su tronco y de sus flores, Y de su hojoso toldo y fruto opimo, Olor y dulce arrimo , Sustento y sombra á ovejas y pastores; Hasta que la segur de avara mano Sus fértiles raices desenvuelve Atormentando en torno su terreno Por dar materia al edificio ageno.
Página 114 - Hermandad: de modo que toda la venta era llantos, voces, gritos, confusiones, temores, sobresaltos, desgracias, cuchilladas, mojicones, palos, coces y efusión de sangre.
Página 241 - Erutar, Sancho, quiere decir regoldar, y éste es uno de los más torpes vocablos que tiene la lengua castellana, aunque es muy significativo; y así, la gente curiosa se ha acogido al latín, y al regoldar dice erutar, ya los regüeldos, erutaciones...
Página 38 - Aquellas coplas antiguas que fueron en su tiempo celebradas, que comienzan: Puesto ya el pie en el estribo, quisiera yo no vinieran tan á pelo en esta mi epístola, porque casi con las mismas palabras la puedo comenzar, diciendo: Puesto ya el pie en el estribo, con las ansias de la muerte, gran señor, ésta te escribo.
Página 55 - Yo miro este empleo de la forma en ra como un arcaísmo que debe evitarse, porque tiende a producir confusión. Cantara tiene ya en el lenguaje moderno demasiadas acepciones para que se le añada otra más.
Página 479 - Andaba la casa alborotada; pero con todo comía la sobrina, brindaba el ama, y se regocijaba Sancho Panza; que esto del heredar algo borra o templa en el heredero la memoria de la pena que es razón que deje el muerto.
Página 443 - ... aguas puras sin murmullo, allí se duerme al arrullo de una brisa sin rumor. Soy melancólico sauce que su ramaje doliente inclina sobre la frente que arrugara el padecer; y aduerme al hombre y sus sienes con fresco jugo rocía, mientras el ala sombría bate el olvido sobre él.
Página 153 - Sea primero el craso desatino, tan vulgar hoy, de usar el pronombre cuyo, quitándole su condición de posesivo: Le regaló un aderezo, entre otras muchas alhajas preciosas; CUYO aderezo era de brillantes; en lugar de y este aderezo era de brillantes. Dos novelas te presté hace un año; CUYAS novelas aun no han vuelto á mi poder; en vez de las cuales aun no han vuelto á mi poder.
Página 439 - ... famosos caballeros andantes que ha habido, ni aun habrá, en toda la redondez de la tierra. Bien haya Cide Hamete Benengeli, que la historia de vuestras grandezas dejó escrita, y rebién haya el curioso que tuvo cuidado de hacerlas traducir de arábigo en nuestro vulgar castellano, para universal entretenimiento de las gentes.
Página 505 - Amado, y vamonos a ver en tu hermosura al monte y al collado, do mana el agua pura; entremos más adentro en la espesura.

Información bibliográfica