Semblanzas contemporáneas

Portada
Estab. tip. de la Propaganda literaria, 1871
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 22 - Brota del seno de la azul esfera uno tras otro fúlgido diamante, y ya apenas de un carro vacilante se oye a distancia el desigual rumor. Todo se hunde en la sombra : el monte, el valle, y la iglesia, y la choza, y la alquería; ya los destellos últimos del día se orienta en el desierto el viajador.
Página 27 - El favor del cielo implores; Por justos y pecadores Cristo en la cruz expiró, Ruega por el orgulloso Que ufano se pavonea, Y en su dorada librea Funda insensata altivez; Y por el mendigo humilde Que sufre el ceño mezquino De los que beben el vino, Porque le dejen la hez; Por el que de torpes vicios Sumido en profundo cieno...
Página 29 - ... por el que surca animoso la mar, de peligros llena; por el que arrastra cadena, y por su duro señor; por la razón que, leyendo en el gran libro, vigila; por la razón que vacila; por la que abraza el error. Acuérdate, en fin, de todos los que penan y trabajan y de todos los que viajan por esta vida mortal. Acuérdate aun del malvado que a Dios blasfemando irrita: la oración es infinita, nada agota su caudal.
Página 25 - Ruega después por mí. ¡Más que tu madre lo necesito yo! Sencilla, buena, modesta como tú, sufre la pena y devora en silencio su dolor. A muchos compasión, a nadie envidia la vi tener en mi fortuna escasa: como sobre el cristal la sombra, pasa sobre su alma el ejemplo corruptor.
Página 23 - Y luego dormirán; y en leda tropa, sobre su cuna volarán ensueños, ensueños de oro, diáfanos, risueños, visiones que imitar no osó el pincel. Y ya sobre la tersa frente posan, ya beben el aliento a las bermejas bocas, como lo chupan las abejas a la fresca azucena y al clavel.
Página 28 - Por el que en mirar se goza su puñal de sangre rojo, buscando el rico despojo, o la venganza cruel; y por el que en vil libelo destroza una fama pura, y en la aleve mordedura escupe asquerosa hiel.
Página 22 - LA ORACIÓN POR TODOS IMITACIÓN DE VÍCTOR HUGO I Ve a rezar, hija mía. Ya es la hora de la conciencia y del pensar profundo. Cesó el trabajo afanador, y al mundo la sombra va a colgar su pabellón. Sacude el polvo el árbol del camino al soplo de la noche, y en el suelto manto de la sutil neblina envuelto, se ve temblar el viejo torreón.
Página 25 - ... la conciencia delincuente, la honda fiebre del alma, que la frente tiñe con enfermiza palidez. Mas yo la vida por mi mal conozco, conozco el mundo y sé su alevosía; y tal vez de mi boca oirás un día lo que valen las dichas que nos da; y sabrás lo que guarda a los que rifan riquezas y poder, la urna aleatoria, y que tal vez la senda que a la gloria guiar parece, a la miseria va.
Página 24 - Ve a rezar, hija mía. Y ante todo, ruega a Dios por tu madre, por aquella que te dio el ser, y la mitad más bella de su existencia ha vinculado en él...
Página 27 - Cuando por mí se eleva a Dios tu ruego, soy como el fatigado peregrino que su carga a la orilla del camino deposita y se sienta a respirar; porque de tu plegaria el dulce canto alivia el peso a mi existencia amarga, y quita de mis hombros esta carga que me agobia de culpa y de pesar.

Información bibliográfica