Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Legación del Perú cerca de la Santa Sede.

París, Setiembre 15 de 1891.

Al Señor Ministro de Estado en el Despacho de Relaciones Ex

teriores.

Señor Ministro:

En su apreciable, nota No 18, fecha del 17 de Agosto, me avisa US. haber recibido las Bulas y demás documentos que mandé á ese Despacho, relativos á la institución episcopal de los Iltmos. Señores Carpenter y Tovar, á quienes les fueron entregados. Celebro en el alma que estos dos dignísimos Sa. cerdotes estén ya en disposición de consagrarse, después de recibir esos documentos, y que el Iltmo. Obispo Auxiliar, pueda empezar a compartir, con el Rumo, é Iltmo. Arzobispo, la delicada y altísima tarea anexa á su cargo.

El Papa sigue en perpétuo estado de salud, y lo consigno aquí para desmentir las noticias de los sectarios que lo dan á cada paso en sus falsas noticias, ya en un estado poco menos que próximo á la muerte. Y nunca ha estado más vivo que lo está ahora, pues él mismo se ocupa de dirigir la instalación, en su propio Palacio Vaticano, de inmensos locales para hospedar á más de veinte mil obreros pobres, que van en peregrinación de Francia, otros países de Europa y aun de Norte América, á postrarse á sus sagrados piés, y á protestar contra la inicua revolución, que tiene encadenado al Vicario de Jesucristo, en sus propios Estados y en su propio Palacio.

Llama hoy día tanto la atención de toda la Europa y de sus Gobiernos este hecho, que vo creo un deber de ini cargo, hacerlo notar por mi Gobierno, á fin de que en el Perú se sepa que la cuestión Romana, ó sea, la de la libertad de su legítimo Rey y Pontífice, no está enterrada, como lo pretenden los ene. migos de la Iglesia Católica. Ella está palpitante, sobre el tapete de todas las Cancillerías, que ven la necesidad de contar con que así como hay Congresos de Obreros para fomentar el socialismo revolucionario y destructor de toda sociedad, hay obreros también para proclamar que el Papa debe de ser libre é independiente en sus Estados, á fin de poder gobernar con entera libertad la Iglesia Universal, y difundir por todo el mundo las sublimes enseñanzas del Evangélio, que son la úni

ca valla capaz de contener pacíficamente el torrente socialista revolucionario que amenaza invadirlo y destruirlo todo.

No dudo, pues, que nuestro Gobierno, tan eminentemente católico, tendrá particular satisfacción en recibir las ciertas noticias que le doy, y que destruyen las falsas que se complacen en propagar los enemigos del Catolicismo y de su Augusto y Santo Jefe.

Dios guarde á US.

JUAN M. de GovenechE.

CREACIÓN DE VICARIATOS EN LA REGIÓN AMAZÓNICA SOLICITADA

POR EL ECUADOR.--OPOSICIÓN DEL Perú,

Legación del Perú cerca de la Santa Sede.

Roma, 18 de febrero de 1889.

Señor Ministro:

Tengo el honor de poner en conocimiento de US. que el Encargado de Negocios del Ecuador, cerca de la Santa Sede, informado por el Vaticano de que, en virtud de las observaciones presentadas por el Perú, se había resuelto aplazar la creación de los cuatro Vicariatos en el territorio oriental de aquella República hasta que se conozca el fallo arbitral de S. M. Ca. tólica, se ha acercado á esta Legación para decirme que la Santa Sede estaba dispuesta á satisfacer los deseos del Gobierno Ecuatoriano al respecto; pero dejando á salvo los derechos del Perú, siempre que yo consintiese en ello por medio de un acuerdo celebrado con dicho Agente diplomático, y concluyó rogándome que así lo hiciera, por interesar al actual Presiden. te de su país anunciar próximamente á la Representación Nacional la terminación de este asunto de Vicariatos.

Contesté al Honorable Señor Larrea que careciendo de instrucciones sobre el particular, no habiéndose previsto el caSo, sentía no poder acceder á su deseo, y que lo único que po. día hacer era ponerlo en conocimiento de mi Gobierno, el que, si lo creyese conveniente, me daría las instrucciones necesarias al efecto, y que si así sucediese, me apresuraría á comunicárselo. El Señor Encargado de Negocios del Ecuador me aseguró que por telégrafo participaría á su Gobierno este incidente.

Dios guarde á US.

Juan M. de Goyeneche.

Señor Ministro de Estado en el Despacho de Relaciones Exte.

riores.

Ministerio de Relaciones Exteriores..

Lima, Marzo 29 de 1889.

He recibido el oficio de US. fecha 18 de Febrero, NO 18, en que me participa las proposiciones que le hizo el Honorable Señor Larrea, respecto á la creación de cuatro vicariatos en el territorio oriental disputado entre el Perú y el Ecuador.

El Gobierno aprueba la contestación dada por US.

Si el referido Señor Larrea insistiese sobre el asunto, US. le manifestará que carece de instrucciones, y á la vez que la im. portancia de la cuestión exige que se discuta en Lima la solución propuesta á US.

Dios guarde á US.

ISAAC ALZAMORA.

Señor Ministro Plenipotenciario del Perú, cerca de la Santa

Sede.

Ministerio de Relaciones Exteriores.

Lima, Abril 23 de 1889.

Llamo la atención de US, respecto á la carta contestación de Su Santidad á S.E. el Señor Flores, fecha 30 de Enero próximo pasado, publicada en el Diario Oficial de Quito, No 38, del 5 de Abril.

Aunque el último oficio de US, sobre la creación de Vicaria. tos en la región amazónica, manifiesta la seguridad que obtu. vo US. de que la Santa Sede no se ocuparía del asunto en vista de la oposición del Perú hasta que se conociese el fallo del Real Arbitro, conviene US, no descuide este asunto en atención á los términos accequibles de la referida carta.

Nuestro Ministro en Quito ha entablado, por su parte, las gestiones convenientes, y es probable que se consiga del Gobier-. no del Ecuador que presente proposiciones aceptables si persiste en su propósito de conseguir la formación de misiones en los territorios disputados.

Dios guarde á US.

MANUEL IRIGOYEN.

Señor Ministro Plenipotenciario del Perú cerca de la Santa

Sede.

Ministerio de Relaciones Exteriores.

Lima, Abril 26 de 1889.

Con referencia á mi oficio anterior, relativo á la creación de Vicariatos apostólicos en los territorios de Oriente, remito á US. copia de la carta á que me referí.

Sin perjuicio de las cuestiones que el Gobierno ecuatoriano inicia en Quito, y mientras se llega á un acuerdo, conviene que US. consiga de la Secretaría de Estado una ratificación, por despacho, de la promesa verbal que US. obtuvo en vista de la oposición formulada.

Dios guarde á US.

MANUEL IRIGOYen.

Señor Ministro Plenipotenciario del Perú cerca de la Santa

Sede.

Legación del Perú cerca de la Santa Sede.

Paris, 12 de Junio de 1889.

Señor Ministro:

He tenido el honor de recibir los apreciables oficios de US. de 23 y 26 de abril último, números 11 y 12, en los que, con motivo de la contestación de Su Santidad á S. E. el Presidente del Ecuador, relativamente á la creación de Vicariatos en el territorio oriental de aquella República, US. se sirve recomen. darme no descuide este asunto y consiga de la Secretaría de Estado una ratificación, por despacho, de la promesa verbal que se me hizo.

Pensando, como US., que era conveniente que constase, por escrito, cuanto se acordase sobre este delicado asunto, el 28 de Enero último dirigí á Su Eminencia el Cardenal Rampolla la comunicación, que en copia número 1 acompaño, que era el resumen de lo que verbalmente le expuse en la conferencia que

« AnteriorContinuar »