Imágenes de páginas
PDF
EPUB

por la' utilidad que les trala su persona, ya porque se aumentara sų partido con los que lo siguieran , ya porque siempre tendria mucho indujo por el prestigio anterior de que ha gozado ; pero todos se hao desengañado á esta hora, vien. do patentizada su ambicion el dia 18 de mayo.

Consideraciones respectivas a la ?, situacion del Congreso,

Hemos considerado políticamente estog misterios de Iturbide ; consideremos ahora en el mismo drden at Congreso. Ya he dicho que para elegir á log in. dividuos que debian componerle , trabajáron a porfia fos liberales y los servites : de resultas de esta lucha ha habj. do en el tres clases de sugetos, Á Aan ber': un número de adictos de Iturbide: otro de defensores acérrimos del Plan de Iguala , á quienes calificar con el nom, bre de borbonistas ; los principales de este partido son : Fagoaga , Tagle, Odoardo , Horbegoso , Paż &c. , y otro muy adicto al sistema republicano , sostenido por Lombardo , Echarte, Vaca y Ortiz, Anaya , Tarazo, el famoso Bustamante &c. &c. Estos tres partidos han manejado á su vez los resortes políticos, conforme lo han creido oportuno. Los bors

[ocr errors]

bonistas, entre quienes hay hombres muy instruidos, formaron este plao discur. riendo así desde el principio. Para im. pedir que Iturbide se coronę, es el mejor camino sostener su mismo Plan de Iguala ; pues entonces para coronarse tiene necesariamente que ir en contra del Congreso, y faltar á su palabra y jura. mento , lo que le desconceptuará infinito con los españoles que se unirán por precision á este. Si Iturbide no se opode , y como no debe oponerse por su propia reputacion , darà el mismo tiempo para que se retarde sų verificativo, considerando que sentado en el trono de Mégico un español, ya no le queda el menor arbitrio para coronarse. Entre tanto el Congreso forma una constitucion muy liberal, y los escritos públicos propagan rápidamente las luces, Concluida la conso titucion , é ilustrado el pueblo, se ha cen los llamamientos : se admite alguno de los llamados, tendrá atadas sus facultades con la constitucion , y si no, quedarà la nacion libre para elegir lo que quiera, y entonces como ya ilustrada, elegirá la república, y aun dado caso, que Iturbide tuviera tantos adictos, que fuera preciso coronarle , siempre que: daria atado por la constitucion como cualquier otro rey. El discurso era brillante, y así no dejó de alucipar aug á algunes diputados republicanos. Los del partido de Iturbide , como que éste por otras miras que ya he dicho, sostenia en. tonces el Plan de Iguala , se adhiriérov al partido de los borbooistas , de ma. nera que fué esta la opinion que mas prevaleció al principio.

Motivo porque el Congresó juró el · Plan de Iguala el dia de su ins- talacion.

• Ya por estas consideraciones, ya por el temor de las bayonetas de Chapulte- \ pec, prestaron los diputados el juramento de arreglarse al Plan de Iguala y tratado de Córdoba. No contentos aud los borbonistas con este paso , avaozá. ron otro en este mismo dia, pues sancionáron artículo por artículo el referi. do plan. No faltaroa diputados de carácter y conocimientos que reclamasen esa sancion, á lo menos en lo que pertene.' cia á la monarquía moderada y llamamiento de los Borbones ; pero fuéron mas los votos que hubo en su contra, y ellos se contentaron con salvar los suyos, sin embargo de que los borboDistas para llevar adelante su Plan, que creian escelente , les decian que aquela sancion se hacia sin perjuicio de què la nacion la variase cuando lo juzgase conveniente ; pues no habia ley que la

obligase a cumplir alguna , llegando e caso en que le fuese positivamente da. ñosa , con cuyo principio legal calunáron á muchos republicanos que estaban obstinados en sostener su opition.

Disputa sobre el asiento que debia Iturbide ocupar en el Congreso...

Ese mismo dia, como tenia Iturbide que ir á cumplimentar al Congreso y prestar en él, en compañía de la Re. gencia , de quien era presidente, el juTamento que le correspondia , se trató del asiento que debia ocupar. Sus par. tidarios se obstinaron en sostener que debia ocupar el primero ; es decir, que presidiera el Congreso y Regencia unidos, así como lo hacia respecto de èsta y de la Junta provisional ; pero los otros dos partidos se opusieron fuerte. mente á esto, y por fin se sancionó que ocupase el lugar mas digao despues del presidente del Congreso. Pasó Iturbide á cumplimentarlo, y de intento , ó por casualidad, tomó el primer asiento , y el segundo el presidente : sentados que fuéron, el Sr. D. Pablo Obregon , diputado suplente por Mégico , jöven de de mucho talento y energía , reclamó la etiqueta , haciendo observar el equivoco de los asientos , y aunque entón

ces siguieron como estaban por politi. ca, se pretestó que para otra vez se tendria mas cuidado al tiempo de sentar. se ; y en efecto, no volvió é acontecer ningun equivoco. Los partidarios de Itur. bide promoviéron la misma cuestion, aug despues de la sancion del Congreso, 809 teniéndola hasta el último envilecimien to ; pero todo fué en vano.

Felicitacion de Iturbide al Congreso,

Iturbide felicitando al Congreso propunció el siguiente discurso.-,,SEÑOR.-Bien puede gloriarse el pueblo megi. cano de que puesto en posesion de sus derechos, es árbitro para fijar la suer. te y los destinos de ocho millones de habitantes, y de sus innumerables fu, turas generaciones. Esta gloria , digna de una nacion virtuosa é ilustrada, fué jus: tamente uno de los dos motivos subli. mes. que me decidieron á formar el plan de independencia, que firmé hay hace un año en Iguala , y dirigi al Virey y B todos los gefes y corporaciones de es, ta América ; que el 2 de marzo procla, mné y juré sostener con el egército tri. garante, y que ratificado en Córdoba en 24 de agosto, recibe por último todo el lleno en la feliz y deseada instalacion de V. M. s.

« AnteriorContinuar »