Imágenes de páginas
PDF
EPUB

El Generalfsimo almirante á sus

: conciudadanosa i

No pecesitan los habitantes del graode imperio mis insinuaciones, para ser justos y generosos : la naturaleza les dotó de un espíritu elevado, y de aque. la apreciable sensibilidad que forma las delicias de toda sociedad culta : mi deber es, sin embargo, recordarles, cuando las circunstancias lo exigen, esos mismos sentimientos de que les considero animados, sin temor de equivocarme: desempeñar, pues, una obligacion es el obgeto y no otro, de dirigirles la palabra. Yá tuve el honor, mis amigos, de deciros otra vez , que estaba penetrado de la necesidad y conveniencia de que el público estuviese instruido de los acon. tecimientos políticos que tuviesen una directa relacion con su prosperidad ó su infortunio. Voy á daros conocimiento de los últimos sucesos, que ya, sin duda, se han traslucido y desfigurado, como sucede ordinariamente. El general D. José Dávila , insistiendo en su resolucion de prolongar nuestra dependencia mas allá de los límites que la naturaleza y las luces permiten, sê desvela por honrarse á lo heróico , alucinándose con la idea de que pi sabemos, ni podemos ser inden pendientes, libres, soberatios. La espza: riencia hasta ahora le enseñó lo contrario : viónos sacudir el yugo, vionos -formar un gobierno provisional : vióse obli. gado & abandonar la plaza que le confió el que llamó Señor hasta sus últimos años: vió instalado nuestro Congreso: vió que sabiamos y podiamos ; pero le res. taba aun el ultimo esfuerzo, y acaba de hacerlo en daño de sus compatriotas ; pero ¿ á que, ambicioso sirvió de obstáculo el sacrificio ageno? Tuyo este general la debilidad (edad y pasiones merecen indulgencia de prevenir á los cuerpos espedicionarios emprendiesen su marcha para Veracruz , sin esperar mas òr. den del Gobierno : su señoría sabrá con qué obgeto, pues aunque no es dificil de conocer el éxito que pudo proponer. se, es tan incierto, que tiene lugar en. tre los imposibles. Sin reflexionar que los militares no tienen otro patrimonio que el honor, y éste lo pierden cuando perjuros y faltos de fé rompen su pala. bra, olvidan lo que prometiéron, y prófugos cuales bandidos , salen de un pais que no les hizo mas que bienes, en vez de marchar a su patria con decoro y Jos honores de la guerra. Supe con oportunidad esta intriga muy traqueada ya, para que pudiera sorprender en el si. glo diez y nueve, y tome mis medi. das en minutos para cortar el desor

den : * salieron fuerzas de todas armag á tomar las avenidas para impedir la fu. ga y la reunion : recordé á los gefes peninsylares su deber , previne a las autoridades a quienes convenia estar cop cuidado, y quedé tranquilo esperando el término de esta aventura de los espanoles , propia de su genio emprendedor: hasta ahora solo el regimiento de OrdeDes merece los elogios del Sr. Dávila, porque es el único que emprendió su movimiento el dia 2 á las dos de la tar. de. El primer gefe y varios oficiales se han presentado en esta corte, dando una nueva prueba de su honor y delicadeza: muchos soldados han vuelto á Tezcoco, otros van vinierido, y solo quedarán å las órdenes del Sr. Buceli , digno gefe de la prófuga espedicion , los miserables que no tienen espíritu para decidirse por lo que ellos mismos piensan , y los exaltados que no conocen otra virtud que el atrevimiento irreflexivo ; pocos serán todos ; pero aunque fuesen muchos mas, mas son los imperiales, y defienden la causa de su libertad. El Congreso soberano tiene ya conocimiento de estas oc

* : están muy traqueadas ya las in. trigas de Iturbide, para que puedan sor. prender en el siglo 19 : por eso todos conocen sus crímenes , y el atroz atentado de su usurpación.

rencias : su sabiduría dictará las medi. das que mas convengan para la seguri. dad del Estado. No estamos , sin embar. go , en el caso de abandonarnos; tal vez si hasta ahora nada han discurrido que pueda sorprendernos, lo consigan en adelapte : vigilaacia, pues, conciudadanos, y no nos degemos seducir con alhagüe. ñas esperanzas ; no hay enemigo dèbil: unámonos , y serémos invencibles : tengamos virtudes , y nos respetarán : seamos tolerantes é indulgentes, y nos ama. rán aun aquellos que maquinan arruinarnos. Cuando hablo de union tengo presente que es una de las bases del gobierno que ju. rasteis. Las faltas, ó llamémosles por su nombre, los delitos de algunos no alteren la opinion de otros : no cometamos tal injusticia. Los europeos que están entre nosotros 900 nuestros amigos, han dado pruebas inequívocas de su liberalismo, y de su adhesion al imperio; ellos ocupan dignamente lugar en nuestro Con, greso, en nuestro egército : nos son conocidos su valor y sq sabiduría : somos unos, y conviene que lo seamos. Me distinguisteis con vuestra confianza , y en prueba de mi gratitud os aconsejo con el mismo interes que á mis hijos: me disteis autoridad, y para manifestaros que vuestra eleccion no la desmerezco, de. bo preveniros :. que habrá suplicios para el insensato que en un accidente ens

cuentre el motivo de alterar las bases del Gobierno. Repito que los buenos europeos son nuestros verdaderos amigos, y que deben ser tratados como tales , o decidirse á sufrir el rigor de las leyes el que se opusiere á esta garantía. El Congreso la juró, y S. M sabrá sostenerla. Mégico 3 de abril de 1822. Iturbide.

Reflexiones que nacen de la ante. . rior proclama. ',

Bien se echa de ver en esta procla. ma, qué cuidadosa y artificiosamente se deja traslucir una situacion peligrosa para la patria , á pesar de la confianza que su autor trata de inspirar en bus medis das. Sin embargo, quieren decir mucho en boca de un hombre que debia tener conocimiento del estado actual de Mégico, aquellas enérgicas espresiones : „no es,,tamos, sin embargo, en el caso de abant ,,donarnos ; tal vez si hasta ahora nadá ,,han discurrido que pueda sorprender„008, lo consigan en adelante: vigilan„cia, pues, ciudadanos , y no nos de„gemos seducir con albagüeñas esperan. ,,zas; no hay enemigo dèbil : unámonos, „ serémos invencibles : tengamos virtu,,des, y nos respetarán : seamos toleranter é indulgentes, y nos amarán - aus

« AnteriorContinuar »