Imágenes de páginas
PDF
EPUB

§ 23. El arrastre de coches enganchados sólo podrá verificarse pre. via autorización de la policía. El permiso deberá llevarse al efectuar la marcha y exhibirse á petición del funcionario de policía. Esta prescripción no se aplicará al arrastre de vehículos que hayan sufrido desperfectos durante la marcha.

E. -- Tránsito por la frontera del Imperio y por el distrito

aduanero.

$ 24. La admisión y señalamiento de los automóviles no alemanes que lleguen del extranjero para permanecer temporalmente en el territorio del Imperio alemán, y la admisión de los conductores de tales automóviles, estarán sujetas a las siguientes disposiciones especiales:

a) Las prescripciones especiales referentes á la inscripción y autorización de automóviles para el tránsito por caminos y lugares públicos contenidas en los $8 4, 5, no se aplicarán á los automóviles no alemanes, siempre y cuando que el conductor del automovil pueda acreditar, por medio de una certificación de la Autoridad extranjera competente, que el vehículo responde a las disposiciones policíacas vigentes en el lugar correspondiente; las certificaciones de esta naturaleza deberán indicar el nombre, profesión y domicilio del propietario, la razón social que ha construído el automóvil, su mecanismo, el número de caballos de fuerza, el peso del automóvil, y, si se trata de coches de transporte, el máximun de carga, é ir provistas de la legalización de una Autoridad alemana.

6) Los automóviles no alemanes deberán llevar, en vez de la contraseña policíaca prescrita por los $$ 7, 10, una contraseña especial, de forma oblonga (modelo 6), la cual se entrega rá en las Aduanas de la frontera, juntamente con la certificación de haberse expedido la contraseña (modelo 7), de conformidad con las disposiciones especiales dictadas acerca de este punto, y la cual, al abandonar el Imperio alemán, deberá devolverse juntamente con la certificación. La contraseña deberá ir colocada convenientemente en la parte posterior del vehículo, en lugar visible fácilmente, y deberá en los automóviles ir iluminada en la oscuridad ó cuando haya espesa niebla, de suerte que pueda reconocerse claramente; el aparato lumínico no podrá ocultar la contraseña, Las contraseñas extranjeras que pueda llevar el vehículo deberán quitarse ó taparse. Los derechos que se percibirán por la contraseña se elevarán:

Para automóviles, á..................... 6 marcos.

Para motociclos, á....................... 3 Cuando los servicios de la oficina se requieran fuera de las horas de trabajo, es decir, en los meses de Octubre á Febrero, antes de las siete y media de la mañana y después de las cinco y media de la tarde; en los demás meses, antes de las siete de la

mañana y después de las ocho de la noche, los derechos se elevarán :

Para automóviles, á ....

.... 10 marcos. Para motociclos, á...................... 5

A la salida de un automóvil no alemán del territorio del Imperio, la contraseña, juntamente con el certificado referente á su concesión, deberán entregarse en la oficina competente para la expedición de contraseñas que se halle más próxima, al efecto de su devolución á la oficina de ingreso. Si à consecuencia de una larga permanencia en el Imperio se concediese con posterio. ridad la admisión del vehículo, de conformidad con el g 5, la devolución deberá operarse por conducto de las Autoridades policiacas que hayan concedido la admisión.

c) Los certificados prescritos para los conductores de automó. . viles, según el 14, párrafo 1, podrán ser reemplazados para los conductores de automóviles no alemanes con certificados extranjeros análogos, siempre y cuando que vayan provistos de la legalización de una Autoridad alemana.

Como Autoridad alemana, cuya legalización deberán ostentar, según el párrafo 1, letras a yć, las certificaciones extranjeras, se entenderá el Cónsul alemán competente. Si los documentos no estuviesen redactados en lengua alemana, su contenido deberá deducirse de la legalización.

Las Autoridades competentes de policia podrán hacer caso omiso de la legalización de una Autoridad alemana, exigida en la letra a, cuando se trate de certificaciones expedidas por determinadas Autoridades de los países extranjeros limítrofes.

Los dueños de automóviles no alemanes podrán ser autorizados, á petición suya, por las Autoridades provinciales de policia para llevar la contraseña alemana. Los correspondientes automóviles deberán considerarse en este caso, desde el punto de vis. ta policíaco, como alemanes, y estarán, en consecuencia, sometidos á las prescripciones de los $$ 4, 5, 9 y 10. La Autoridad competente de policía provincial designará la Autoridad de policia que debe efectuar la inscripción del automóvil en la lista y expedirle el número de reconocimiento.

[ocr errors]

En los distritos aduaneros de la frontera, los funcionarios de la Administración de la frontera tendrán respecto á los automó. viles las mismas facultades que los funcionarios de la policía.

F. - Prohibición del uso del automóvil.

$ 26. La Autoridad de policía podrá siempre, á costa del propietario, ordenar una investigación para saber si un automóvil res. ponde á las exigencias que impone este reglamento.

Los automóviles que no respondan á estas exigencias podrán ser excluídos por la policía del tránsito por caminos y lugares públicos.

[ocr errors]

Las personas imperitas, y especialmente aquellas que hayan faltado a las obligaciones impuestas á los conductores de automóviles, podrán ser inhabilitadas para la conducción de automó.

viles permanentemente ó por un espacio de tiempo determinado. En consecuencia, deberán devolver á la Autoridad de policía el certificado que les haya sido expedido (8 14, párrafo 1). Si se trata de certificados extranjeros (824, párrafo 1, letra c), la Autoridad policiaca está facultada para anular la legalización. ,

G.-Disposiciones penales.

$ 28. Las infracciones contra las disposiciones que preceden se castigarán de conformidad con el 8 366, núm 10, del Código penal del Imperio, con una multa de hasta 60 marcos ó con hasta quince dias de prisión.

H.-Excepciones.

$ 29. Quedan exceptuados de la obligación de llevar contraseña: a) Los automóviles que solo se emplean formando trenes para la conducción de objetos.

b) Los automóviles de los bomberos.

C Los coches automóviles que se utilizan para el transporto público, y para los que existen disposiciones especiales referentes á sus contraseñas (coches de plaza, omnibus, etc.).

A petición, podrá la policía exceptuar de la obligación de llevar contraseña:

a) A los automóviles ligeros, destinados exclusivamente al tránsito por las calles, cuya velocidad máxima en terreno llano no exceda de 15 kilómetros por hora.

b) A los coches pertenecientes á almacenes que ostenten en forma clara y fácil de reconocer la razón social del almacén. Cuando varios automóviles pertenezcan á un establecimiento co. mercial o industrial deberán ir provistos, sin embargo, de un número de reconocimiento especial que responda á las exigencias expresadas en los 88 7, 10.

'Las prescripciones contenidas en el 8 14, párrafo 1, frase 1, y en el párrafo 2, en el 8 18, párrafo 4, y en los s$ 23, 26 y 27, no se aplicarán á los automóviles de la Administración militar ni á los conductores de estos automóviles. Los motociclos de la Administración militar están exceptuados de la obligación de iluminar las contraseñas (8 10).

Los automóviles de los bomberos están exceptuados de las disposiciones contenidas en los 8 3, párrafo 1, cifra 4 y 17, 19 y 23.

1.-Disposiciones finales.

$ 30. Estas disposiciones entrarán en vigor en 1.o de Octubre de 1906.

El Jefe de la Interpretación de Lenguas del Ministerio de Estado:

Certifico que la precedente traducción está fiel y literalmente hecha de un Reglamento de automóviles en alemán, que al efecto se me ha exhibido.

Madrid 6 de Noviembre de 1906.- Antonio Maria Orfila.

Num. 73 -INSTRUCCIÓN PÚBLICA.---16 de Noviembre, pub. el 17.

Real decreto aprobando la modificación del primer párrafo del art. 37

del Reglamento de la Dirección general del Instituto Geográfloo y Estadístico.

EXPOSICIÓN.-Señor: Los Reales decretos de 7 de Enero de 1899 y 9 de Abril de 1900 cambiaron la forma de proveerse las vacantes del Cuerpo de Oficiales de Topógrafos, y se le dió á éste el nombre de Cuerpo de Ingenieros Geógrafos, sustituyendo la oposición libre por el concurso entre personal facultativo militar y civil, siendo condición indispensable, además de poseer el título que acredite pertenecer á la clase respectiva, no exceder de treinta y cinco años de edad.

Por Real decreto fecha 8 de Julio de 1904, se aprobó el Reglamento por que se rige actualmente la Dirección general del Instituto Geográfico y Estadístico, y en el cual Reglamento se concede á los Licenciados en Ciencias derecho á concurso para la provisión de vacantes de Ingeniero geógrafo; pero se rebajó á treinta años la edad máxima para poder presentarse á cualquiera de los concursos porque se pensó con acierto que se ha menester de individuos que se hallen en la plenitud de su energia física para que cumplan bien el penoso trabajo de los Ingenieros geógrafos, quienes han de pasar en el campo buena parte del año.

Mas si se considera que existe el Cuerpo de Topógrafos auxiliares de Geografia, cuyos servicios son tan útiles al de Ingenie10s, parece que el límite máximo de edad no debería ser tan estrecho para aquellos individuos del Cuerpo Auxiliar que, estimulados por alcanzar el mejoramiento de su porvenir, demos. traran poseer la suficiencia que se exige en los casos generales de concurso, ya que bien probada tienen su aptitud para el desempeño de su cometido y que han de seguir en el cualquiera que su edad sea, por lo que parece que esta no debería ser un obstáculo para que les fuera dado ocuparse, dentro del mismo Instituto, en tareas que, si bien son de mayor profundidad científica, no requieren superior robustez corporal.

Dignos de recompensa son los Topógrafos que, dedicando al estudio las horas que pudieran dedicar al descanso, lleguen á proveerse de un título facultativo que les capacite para presentarse á alguno de los turnos mediante los que se nutre el Cuerpo de Ingenieros Geógrafos, y muy equitativo sería que á quienes en tal caso se hallaran se les otorgaso alguna mayor amplitud en la edad; que no es lo mismo consagrarse exclusivamente á seguir una carrera que haber de simultanear los estudios con los quehaceres de un destino, y fuera injusto que, dentro de una misma Dirección, se reputase que no merecía ser, por razón de edad, Ingeniero el que está desempeñando el cargo de Topógrafo.

Fundado en las razones que anteceden y oído el Consejo del Servicio Geográfico, el Ministro que suscribe tiene la honra de someter á la aprobación de V. M. el adjunto proyecto de decreto.

Madrid 16 de Noviembre de 1906.-Señor: Á L. R. P. de V. M., Amalio Gimeno.

REAL DECRETO.-A propuesta del Ministro de Instrucción pública y Bellas Artes,

Vengo en aprobar la modificación del primer párrafo del artículo 17 del Reglamento de la Dirección general del Instituto Geográfico y Estadístico, que se entenderá redactado en la forma que sigue:

Art. 17. Para tomar parte en cualquiera de los concursos será indispensable no exceder de los treinta años de edad el día úl. timo señalado para presentar las instancias, y figurar los aspirantes en los escalafones, si los hubiese, de los Cuerpos respectivos, ó haliarse pendientes de ingreso en ellos. Si los aspirantes, á más de cualquiera de los títulos enumerados en el art. 16, tuvieran el de Topógrafo auxiliar de Geografia y contaran, por lo menos, con cuatro iños de servicio activo en el Cuerpo, podrán presentarse, siempre que no excedan de treinta y cinco años de edad, y su condición de Topógrafos les valdrá como mérito espe. cial dentro del respectivo concurso.

Dado en Palacio á diez y seis de Noviembre de mil novecientos seis.-ALFONSO.-El Ministro de Instrucción pública y Bellas Artes, Amalio Gimeno.

« AnteriorContinuar »