Imágenes de páginas
PDF
EPUB

de representantes del clero en número que no és. ceda de quince, ni sea menos de doce : igual nú. mero de militares : un procurador de cada uno de los ayuntamientos de las ciudades, y un apoderado por cada audiencia territorial.

La segunda sala de que se escluirán las clases de la primera, se compondrá de diputados elegidos inmediatamente por el pueblo, á razon de uno por cada cincuenta mil, advirtiendo que en cuanto á esto nada es mas importante que abolir los opresivas trabas de las elecciones consecutivas que destruyen la sensible relacion entre el pueblo y los elegidos, no menos que el influjo de opinion de la masa de los habitantes en el nombramiento de sus funciones. (Indicacion dirigida por la regencia del imperio, á S. M. la soberana junta provisional de 6 de Noviembre 1821.)

Vúmero 13.-El generalísimo almirante a Ros habitantes del imperio.-Conciudadanos : nada mas conforme con los principios liberales, que la franqueza del gobierno en dar al público oportunos conocimientos de la conducta que observa, y la razon de las medidas que adopta ; nada mas contrario a los mismos principios que la obscuridad y el misterio. Los acontecimientos de fos dos últimos dias han llamado la atencion, y dado motivo á diversidad de opiniones ; ni los pacíficos

tienen porque recelar, ni los bravos porque alarmarse, ni los Europeos porque temer, ni los Americanus porque alterar su tranquilidad.

Ture noticia de que en Toluca, algunos individuos de las tropas espedicionarias, observaban una conducta contraria a la que debia esperarse de bombres agradecidos, moderados y circunspectos ; que el pueblo sufria insultos y callaba, temiendo, no á los que se declaraban sus enemigos, sino contravenir á lo dispuesto por el gobiera no, faltar á lo que se deben asi misno, como generosos y magnanimos, y aun diré inas, teniendo disgustarme : tal es el afecto con que me tienen obligado : crecia el agravio en razon al sufrimiento, hasta llegar al estremo de alterar un capitan espedicionario la tranquilidad pública, haciendo cerrar una casa de recreo, insultando el pudor de una jóven, tratando con desprecio á los ciuda danos que encontraba, pronunciando dieterios contra la patria, contra el gobierno, y aun blasfemando contra el mismo Dios : este desgraciado tuvo quien lo siguiese en sus estravagancias ; muchos de sus compatriotas se le unieron, autores sin duda del fuego que desde las casas de su alojamiento se ha notado, han hecho contra los infelices inerınes : el pueblo dió muestras de que empezaba á apurarse su paciencia tan egercitada, y estabámos muy próximos á un trastorno, que

aunque momentáneo, alteraria el órden ; era necesario evitarlo : con este motivo, con el de haber llegado á S. Juan de Ulúa 400 hombres procedentes de la Llabana, y haberse producido de un modo grosero, deprimiendo al imperio y á suis gefes, teniendo en consideracion la obstinada resistencia del general Dávila ; que algunos de los. capitulados en Puebla, al embarcarse para su pais, se introdujeron en el castillo, faltando á lo que juraron, y al honor de su carrera; y la multitud de espeeies subversivas que estienden por toa das partes ; sabiendo que muchos de los peninsulares no se han unido á nuestro egército, porque no se les ha permitido por algunos de sus gefes y oficiales, en lo que se ha contravenido no solo á lo que exige la libertad individual, sino a la buena fé de los tratados, sabiendo que muchos de los que babian abrazado nuestro partido, y acogidose á muestras banderas, desertaron infamemente, dando una prueba de su veleidad y falta de carácter, y que sin embargo fueron admitidos en aquellos cuerposque ab audonaron, y por quienes debieron ser despreciados por hacerse honor asi y por.com, responder á la buena fé con que procedíamos : teniendo, repito, todos estos antecedentes á la vista, y otras poderosas razones, crei de necesidad desarmar á unos hombres que no dejaban de mia rarnos con ceño, cuyo aspecto siempre era amena.

zante, cuyo resentimiento, por males que jamas des hicimos, era implacable. Al efecto, pues, han salido Jas tropas que visteis dejar á la capital y *sque ignorabais su destino, y se verificará, y muy Juego, y sin remedio, porque asi conviene á la tranquilidad pública, al honor de la nacion ofendida, y á la magestad de las águilas del imperio : este empero siempre generoso y siempre grande, no quiere que los ingratos conozcan todo el rigor de la suerte que debió haberles, y ha propriesto á su gefe, que la disposicion de quitarles las armas sea dictada por él, para que no se degraden los desarmados, ni su nacion pueda hacerles este reproche mas, sobre los que les hará por sediciosos é insubordinados : no tengo reparo en usar de ostas voces, porque así fueron Hamados por el me jor Europeo que pisó nuestras costas. Pude muy bien sorprenderlos y dejarlos indefensos, pero na quiero que digan que asi solo pudimos hacerlo : al contrario les he dado tiempo para que se preparen, si son tan imprudentes que intentan resistirse, y dispuse pasase su general á colocarse entre ellos y á la cabeza de la mayor fuerza, para que nó nos echasen en cara que carecian de libertad y obraban obligados : arterra ridícula ; pero que ya nos la imputaron otra vez.

Instruidos ya, conciudadanos, de los procedimientos del gobierno, no puedo dejar de deciros

antes de concluir, que nada hay que temer, que espero continueis dando nuevas pruebas de yuestra generosidad, que descanseis tranquilos, y confiados en la vigilancia del gobierno que anhela vuestra bien, y no pierde momentos en aseguraros prosperidades para vosotros y vuestros descendientes, que ante la ley todos somos iguales, y que el que contraviniere á lo que hemos jurado de„ fender, sea Americano, sea Europeo, será cas. „ tigado á proporcion de su delito: el que de pas, Jabra ó hecho 8c opusiese á alguna de las garan

tías ó bases fundamentales de nuestro actual ,, gobierno, será tratado como reo de lesa nacion.” Mégico 12 de Enero de 1822.

Agustin de Iturbide.

Número 14.-Esposición que al tiempo de jurar hace al soberano Congreso constituyente Megicano, el regimiento de caballería número 11. Sedor : bus tiranos que nos subyụgaron tres si. glos, abusando mil veces de cuanto hay mas sa grado, remacharon nuestros grillos á fuerza de juramentos. Si, mil veces prometimos ante las aras del Dios vivo sufrir á nuestros opresores provocando sobre nosotros la cólera del cielo si faltabamos a nuestros votos. Al pronunciarlo nuestros labios, el corazon se estremecia, la razor

« AnteriorContinuar »