Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Excmo. Señor:

El vocal que suscribe dice: que en el primer período de su respuesta anterior dejó anticipado el dictámen que ahora debe emitir. Indicó en ella «que debiendo hacerse el informe ordena«do por el Supremo Gobierno por los señores que forman la sa«la donde estaba radicado el juicio, y hallándose todos recusa« dos, había sido preciso resolver sobre su habilidad ó impedi« mento, ó, lo que era lo mismo, constituir un tribunal expedito «que diese cumplimiento á esa disposición suprema.» V. E. proveyó el autu de 25 del corriente conformándose con el dictámen fiscal. Ni éste pués, ni los señores que dictaminaron sobre la recusación pueden hacer más, porque concluyó su oficio. Si se prestasen á expedir el informe pendiente, además de que extenderían su jurisdicción para lo que no les fué dada cuando se erigió este tribunal, ó se abrogarían la que corresponde á la sala, cuya recusación se ha declarado sin lugar, se avanzarían también á informar sobre la legalidad y buen orden de los procedimientos de la causı, que por el señor Wilson se han acusalo de irregulares, cuando los señores bajo cuya dirección y conoci. miento se ha actuado el proceso, son los únicos que pueden y deben informar sobre la exactitud de sus operaciones. Así puede V. E. declarar que no le compete intervenir más en esta causa, ó lo que mejor parezca.

Lima, Noviembre 30 de 1841.

García.

Lima, Diciembre 1o de 1841.

Vistos: con lo expuesto por el señor Fiscal, se declara: que el secretario de cámara saque copia certificada de las actuaciones obradas desde el auto de seis del mes proximo pasado, que corre á fojas 12, cuaderno segundo, hasta la resolución inclusive dada por esta sala en veinticinco del mismo mes; ponga así mismo razón certificada del estado de la causa, y fecho tráigase todo para expedir el informe acordado.

Tres rúbricas de los señores Aranívar, Agüero, Cossío.
P. O. de S. E.

Rondon.

Certifico: que habiéndose concluido el sumario en cinco de Noviembre próximo pasado, se dió vista al señor Fiscal, y como en esas circunstancias se hubiese recibido nota del señor Ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores, acompañando, en copia, el voto del Excmo. Consejo de Estado, en que acordó que el Supremo Poder Ejecutivo, por ahora, estaba en el caso de pasar al Tribunal copia autorizada de la nota del señor Encargado de Negocios, para que, en vista de los diversos puntos de reclamación que ella contiene, resuelva, con preferencia, lo que en justicia corresponda é informe motivadamente al Gobierno. Acompaño, igualmente, la nota del señor Encargado de Negocios de S. M. B. de 29 de Octubre último indicada por el Excmo Consejo de Estado que, en sustancia, uno de los puntos á que se contrae importaba recusación no solamente de los señores vocales doctor don Manuel Herrera, doctor don Francisco Javier Mariátegui y doctor don Manuel Antonio Colmenares que conocían de la causa; más también del señor Fiscal nombrado doctor don Bernardo Muñoz y del señor Presidente del Tribunal, doctor don José Maruri de la Cuba; bajo de este concepto se ordenó por la enunciada sala, se diese cuenta á la otra y no habiendo en ella otro vocal expedito que el señor doctor don Nicolás Aranívar, por auto de 9 de Noviembre próximo pasado nombró para completarla á dos señores de la Iltna. Corte Superior, doctor don Gerónimo Agüero, doctor don Mariano Cossio y de Fiscal al señor Vocal doctor don Manuel Asencio Cuadros. Formada así, se mandó que informasen los señores recusados. Se excusó, en seguida, el señor Cuadros, y aunque no se le admitió la excusa por no indicar la causa, la manifestó después, y en su virtud se nombró en su lugar al señor vocal de la Iltma Corte Superior doctor don Manuel Ignacio García. Absueltos los informes, se dió vista al señor Fiscal últimamente nombrado y con lo que expuso su ministerio, se declaró no haber lugar á la recusación de dichos señores per auto de 25 de Noviembre, á excepción del señor Presidente del Tribunal, doctor don José Maruri de la Cuba, acerca del cual se mandó suspender la resolución para el caso en que sea llamado á concer de dicha causa. Devueltos los autos á la sala originaria, ordenó ésta se volviesen á remitir á la otra, para que evacuase el informe ordenado. Dada vista al señor Fiscal, con lo que expuso, se mandó por auto de 1o del que rige se sacase copia certificada de las actuaciones obradas desde fojas 12, y que el que suscribe pusiese razón certificada del estado de la causa. En su cumplimiento doy la presente, acompañando, en fojas 32, la copia certificada ordenada por el precitado auto. Lima, Diciembre 4 de 1841.

Juan Rondón.

Excmo. Señor:

La sala de este Supremo Tribunal, que la conocido en la causa del proyecto de asesinato del señor Encargado de Negocios y Cónsul General de S. M. B., luego que se le pasó la nota de US. de 4 de Noviembre anterior, con copia de la del referido señor Encargado de Negocios de 29 de Octubre y del dictámen del Excmo. Consejo de Estado, mandó se diese cuenta en la otra sala por no poder entender en la recusación y reclamaciones á que aquella se contrae. Para llenar los objetos y fines de la recusación, y dictámen del Consejo de Estado, se ha procedido en la manera que aparece de la copia certificada del secretario de cámara que se acompaña. De ella consta que después de haber informado los cinco señores recusados, conforme a la práctica y á las leyes, y oído el dictámen del Ministerio Fiscal, se proveyó el auto de 25 de Noviembre por los fundamentos que en él se puntualizan.

En lo relativo á los procedimientos que se han observado en la formación del proceso y su estado, todo lo que puede decirse es lo que se expone en la razón certificada por el secretario de cámara. El poder judicial es independiente, y para examinar, enmendar y revocar sus resoluciones, solo puede procederse observando las fórmulas establecidas por la Constitución y las leyes, sin deber suprimirlas en un proceso tan importante. Es todo lo que debe informarse guardando la circunspección necesaria y euando las actuaciones que se acompañan dan una idea bastante en el particular.

Lima, Diciembre 7 de 1841.

Excmo. Señor.

Nicolás Aranivar-Gerónimo Agüero, Juan Mariano Cossio,

Legación de S. M. Británica.

Lima, á 11 de Noviembre de 1841.

El infrascrito, Encargado de Negocios de S. M. B., tiene el honor de avisar al señor Ministro de Relaciones Exteriores que interin el Gobierno del Perú le comunique su resolución sobre

su nota, número 137, de 29 del próximo pasado, (1) y por ausencia de un buque de guerra de S. M. B. permanecerá en el Callao á bordo del Bergantin de S. M. ci Rey de los Franceses L'Adonis, para de esta manera proveer á su seguridad personal, pues tiene nuevos motivos de recelar sea atentada.

El infrascrito, cree oportuno dar este aviso al señor Ministro de Relaciones Exteriores, con el fin de evitar toda equivocada inteligencia sobre las causas de su au-encia de esta capital.

El infrascrito, aprovecha de esta ocasión, para reiterar al señor doctor Charán sus sentimientos de alto respeto y distinguida consideración,

1

Belford Hinton Wilson.

Al señor Ministro de Relaciones Exteriores del Perú.

Ministerio de Relaciones Exteriores.

Lima, Noviembre 19 de 1841.

El infrascrito, Ministro de Relaciones Exteriores, ha puesto en conocimiento de su Gobierno la comunicación del señor Encargado de Negocios de su Majestad Británica, de 11 del presente, en que avisa que teniendo nuevos motivos de recelar que sea atentada su seguridad personal, permanecerá para proveer á ella á bordo del bergantín de guerra de su Majestad el Rey de los Franceses, el «Adonis, interin se le comunique la resolución del Gobierno sobre su pota de 29 del mes próximo pasado.

Habiéndose sometido esta comunicación al examen de las autoridades correspondientes para poder resolver acerca de las demandas que contiene, ella no ha podido ser, por lo tanto, contestada hasta ahora,

Entre tanto, el infrascrito tiene órden de decir al señor Encargado de Negocios, que habiéndose omitido participar oportunamente al Gobierno la existencia de los motivos de alarma acerca de la seguridad de su persona, que recientemente comu: nica tener el señor Wilson, ni indicá-losele la especie de seguridades personales que apetecía, el Gobierno ha sido privado de consultar en este caso la tranquilidad y las garantías que el De

(1) Véase esa nota en la página 287.

recho de Gentes acuerda á los Agentes Públicos y que está siempre dispuesto á dar en toda la extensión posible.

Por lo mismo, con la conducta del señor Wilson, al omitir la demanda é indicación de las seguridades que apetecía, y al colocarse fuera del territorio, después de una omisión tan sensible y desairosa, se ha inferido al Gobierno una injuria real y de consideración.

El infrascrito, por esto ha recibido órden de declarar al señor Wilson: que no podrá contestarse su nota de 29 del próximo pasado interin permanezca fuera del territorio y á bordo de un buque extranjero y no sea reparado el grave ultraje que se ha hecho al Gobierno, buscando esta clase de garantía, cuando por ningún motivo se hallan en suspenso los mútuos oficios de amistad con el Gobierno de S. M. B.

El honor, el deber y la conveniencia impiden a la vez que el Gobierno se agravie así mismo, confesando tácitamente que la persona de un Agente Público acreditado cerca de él, pudiese considerarse, por un momento, bien sea por impotencia, bien por falta de voluntad, destituida de protección, como sucedería si se siguiese la correspondencia oficial con el señor Wilson en la singular posición en que se ha colocado.

El infrascrito, con este motivo, se repite del señor Wilson con los mejores sentimientos de consideración, como su muy atento, obediente servidor.

Agustin G. Charún. Al señor don Belford Hinton Wilson, Encargado de Negocios de

su Majestad Británica.

Callao, á 26 de Noviembre de 1841.

El infrascrito, Encargado do Negocios de S. M. B., tiene el honor de observar, con referencia á lo nota del 19 del corriente, con que fué honrado por el señor Ministro de Relaciones Exteriores del Perú, que el paso dado por el que suscribe de embarcarse temporalmente á bordo del bergantín francés el «Adonis», mediante la ausencia del Callao de un buque de guerra de S. M. Británica», no puede ser considerado como un ultraje hecho al Gobierno del Perú, puesto que, por un acto de cortesía, el infrasorito con anticipación le participó francamente su intención de

« AnteriorContinuar »