Imágenes de páginas
PDF
EPUB

tomar aquella medida, junto con los motivos que le impulsaron á ella; ni tampoco las circunstancias de hallarse el infrascrito á bordo de un buque de guerra fondeado en las aguas del Perú, le pone fuera del territorio de esta República; ni puede prestar á su Gobierno una excusa justificable para dejar de contestarle su nota, número 137, de 29 de Octubre último.

El que suscribe no ha hecho mas que ampararse bajo la bañdera francesa tremolada en un bajel surto en las aguas del Perú, del mismo modo que pudiera haberse puesto bajo la protección de la bandera del Brasil enarbolada en la Legación de S. M. Imperial en Chorrillos, ó bajo cualquiera otra bandera desplegada en cualquier punto sujeto al dominio del Perú, sin por eso extraerse del terriorio peruano.

El infrascrito, pues, no se halla fuera del territorio del Perú, y ha comunicado al Gobierno su propósito de permanecer embarcado á bordo del «Adonis», ú otro buque, mientras se le comunique su contestación á su precitada nota de 29 de Octubre; y en ese propósito se ratifica.

Si el Gobierno del Perú insistiere en no contestarle esa nota interin permanezca embarcado, el infrascrito se verá precisado á considerar semejante resolución como un pretexto de parte del Gobierno Peruano para no hacer justicia en la séria cuestión á que aluden los reclamos del infrascrito, que se registran en aquella nota, ó más bien como una deliberada negativa para ha cerla; en cuyo caso, el Gobierno del Perú y no el que suscribe, será responsable de las consecuencias á que dé lugar aquella negativa.

El infrascrito, aprovecha de esta ocasión, para reiterar al señor doctor Charún los sentimientos de su alto respeto y distinguida consideración.

Belford Hinton Wilson.

Al señor doctor don Agustin Guillermo Charun, Ministro de

Relaciones Exteriores del Perú; &. &. &.

Ministerio de Relaciones Exteriores.

Lima, Diciembre 18 de 1841.

El Gobierno del infrascrito, Ministro de Relaciones Exteriores, que al acordar el contenido de la comunicación que el infrascrito tuvo la honra de dirigir al señor Encargado de Negocios en 19 del mes próximo pasado, se propuso la doble mira de conciliar los oficios debidos al Gobierno amigo de S. M. B. con su propio decoro y sus derechos, en la grave y séria ofensa que se le ha inferido con motivo de la posición ex-territorial en que el señor Wilson se ha colocado, tomando, á manera de asilo, la determinación de pasar á bordo del bergantín de guerra francés «Adonis», ha visto que el señor Wilson lejos de satisfacer a los fines de aquella comunicación, insiste, por su nota de 26 del mes proximo pasado, en el agravio que con aquella conducta le ha inferido, y persevera en poner un inconveniente invencible á la correspondencia oficial entre el Gobierno y el señor Wilson, sin responsabilidad, no obstante, del primero, del cual no se han solicitado ninguna especie de seguridades en fuerza de los temores que el señor Encargado de Negocios asienta tener con respecto á la seguridad de su persona.

En la esperanza de ser desagraviado, y de poder alejar todo motivo que pudiera perjudicar á las buenas relaciones y al interés de la correspondencia amigable con el Gobierno de S. M. B., que el Gobierno está dispuesto sólida y eficazmente á fomentar y promover más y más por todos medios, se procedió, no sin sérias reflecciones, a abrir los pliegos que el señor Wilson ha dirigido nespués de su nota de 26 del mes próximo pasado sobre diversos particulares. Pero habiendo observado que ellos, así como esta última, nada contienen que pudiera reparar el agravio y hacer posible una continuación de las relaciones oficiales con el señor Wilson personalmente, sobre posición y domicilio naturales, como representante del Gobierno de S. M. B. cerca de el del Perú, el infrascrito ha recibido órden de dirigirse sobre este particular al señor Wilson por la última vez, declarándole que su Gobierno insiste en su propósito ya manifestado en la nota de 19 del próximo pasado que no podrá contestarse su nota de 29 de Octubre, ni ninguna otra interin parmanezca fuera del territorio y á bordo le un buque extranjero, y no sea reparado el grave ultraje hecho al Gobierno, buscando esta clase de garantía, cuando por ningún motivo se hallan en suspenso los mútuos oficios de amistad con el Gobierno de S. M. B.

El infrascrito, aprovecha de esta oportunidad para repetirse

del señor Encargado de Negocios con toda consideración su muy atento y humilde servidor.

[blocks in formation]

Al señor don Belford Hinton Wilson, Encargado de Negocios

de S. M. B.

Callao, Diciembre 22 de 1841.

En contestación á la nota del doctor Charun, Ministro de Relaciones Exteriores del Perú, datada á 18 del corriente, el infrascrito, Encargado de Negocios de su Majestad Británica, tiene el honor de observar, que, en su nota de 11 de Noviembre últi110, francamente manifestó las razones que le compelieron temporalucente á dejar Lima y á einbarcarse á bordo de un buque de guerra francés auclado en el puerto del Callao; á saber, la necesidad bajo la cual se creía coloca lo de proveer por dichos medios á su seguridad personal, luniendo fuertes nuevos moti. vos para temer fuese atacada.

Si el infrascrito se hubiese creí-lo justificado en creer que ha. ciendo una confidencial comunicación al Gobierno del señor Menendez sobre el objeto de aquellas aprensiones, para que los fundamentos de ellas hubiesen sido efectivamente removidos, naturalmente habría preferido un curso tal, con tal que hubiese podido inducir á las partes de quienes había recibido la intimación del peligro que le amenazaba, el que le absolviesen de la solemne promesa que justamente habrían requerido de él para que no comprometiese su seguridad é intereses, dando publicidad á sus nombres.

Pero, aún cuando tal promesa no se hubiese dado, el infrascrito no hubiera sido garantido en confiar sobre la eficacia de una comunicación confidencial al Gobierno sobre el asunto, á vista del hecho que la evidencia con que, á ruego suyo, él, en meses pasados, suministró á aquel Gobierno, relativa al intento de alquilar un individuo para que le asesinase, tan léjos de haberse tratado con el espíritu de imparcialidad y justicia de un cargo tan sério, que envolvía una cuestión internacional tan grave, requerís, se ha hecho uso de ella para el fin de calumniar é insul. tar el caracter público del infrascrito en abierta violación de la ley del Perú, como también de la ley internacional.

De igual modo, ningunos pasos de bona fide se han tomado para castigar, en x onformidad de la ley, al falso calumniante coronel Iguain, no obstante la sentencia pronunciada por un respetable jwy en 17 de agosto último, con respecto al libelo publicado por él en el número del «Comercio, que justamente puede llamarse atroz, incitando, como lo hace, al asesinato del infrascrito; por el contrario, la más absoluta impunidad se lia permitido á aquel crímen y á otros posteriormente cometidos por el mismo ofensor; pero quien, en vez de ser castigado, se le han conferido adicionales honores militares; manifestando consecuentemente que es protegido y apoyado del modo mas eficaz por su Gobierno.

Bajo estas circunstancias ¿no habría sido una mera burla haber ofrecido toda posterior evidencia respectiva al adicional crímen de un individuo, que no solamente le es permitido por su Gobierno desafiar toda ley y toda decencia, sino que ha sido premiado y confiado por él en el grado más extraordinario?

Los motivos, por tanto, que indujeron al infrascrito á condescender con los ruegos de confidenciales y juiciosos amigos, para que de una vez obtuviese un asilo á bordo de un buque de guerra, tan lejos de haberse debilitado por los acontecimientos que han ocurrido posteriormente, por el contrario, han sido grandemente fortalecidos por ellos.

Pero la suma desentendencia de la administración de S. E. don Manuel Menendez, para los derechos é intereses británicos está más incuestionablemente probada por sus constantes esfuerzos en humillar la Legación y las autoridades británicas en el Perú y aún en el Ecuador, á los ojos del público, tolerando y fo- . mentando la publicación, algunas veces aún en el periódico oficial, de insultantes y calumniosos ataques contra ellas en los diarios públicos del Perú, siendo notorio que en todos ellos es suscritor ó que están bajo su absoluta autoridad; y por la sistemática negativa o evasión de justicia en las numerosas y bien fundadas quejas hechas á ella por ultrajes infligidos á personas ó propiedades de súbditos británicos por las autoridades perua. nas.

El doctor Charun, sin embargo, en su nota del 18 del corriente te, ha manifestado que su Gobierno insiste en su determinación de no contestar las notas del infrascrito de 29 de Octubre, ó cualquiera otra de sus demandas por satisfacción y reparación de agravios de que se ha quejado, fundando aquella determinación en argumentos que el infrascrito en su nota de 26 del úl

timo ha declarado deberlos considerar como infundados, si acaso no como ineros pretestos; é aquella declaración del infrascrito y á los argumentos contenidos en aquella nota relativa á la inadmisible pretensión del doctor Charun á considerar al infrascrito como fuera del territorio peruano, r:ferirá ahora al se. ñor Ministro de Relaciones Exteriores, crevendo consecuentemente innecesario hacer una recapitulación de ellos en la presente nota.

Sobre una deliberada revista de todo el curso de conducta que se ha seguido por el Gobierno del señor Menendez hácia la Legación de S. M. é intereses británicos, y en que está de manifiesto que él está resuelto en perseverar, el infrascrito considera que él consultará mejor la dignidad del Gobierno de S. M. y el interés de los súbditos británicos, como tambien el decoro de su institución pública y caracter personal, retirándose de la República Peruana; y refiriendo consecuentemente todas las cuestiones británicas forinadas con el Gobierno del señor Menendez, á la decisión del de S. M. B.

Como el infrascrito está aún en el territorio peruano, y por el deseo de actuar con toda la debida cortesía hacia su Gobierno, se creería obligado si el señor Ministro de Relaciones Exteriores le trasmitiese su pasaporte en conformidad con la práctica de las Naciones, puesto que no quería dejar el territorio peruano sin él, como necesariamente será el caso, si su presente ruego no fueSt: otorgado inmediatamente.

El señor don Jorge Timoteo Sealy, Vice-cónsul Británico en Lima y Callao, quedará encargado por el infrascrito del Consulado de S. M. B. en el Perú y el infrascrito, por tanto, confía en que el Ministro vle Relaciones Exteriores tenirá la bondad de comunicarse con él, para el conocimiento del Gobierno de S. M. de la adquiescencia de el del Perú en el nombramiento del señor Sealy.

El infrascrito, concluirá esta nota, declarando que conservará constantemente el grato recuerdo de la benevolencia y consideración que, en todos tiempos, ha recibido de los habitantes del Perú, en cuya prosperidad y felicidad debe siempre tomar el más vivo interés. Tales son los sentimientos con que el infrascrito se despide del señor Ministro de Relaciones Exteriores, de quien se suscribe obediente, humilde servidor.

[ocr errors]

Belford Ilinton Wilson.

'Al señor Ministro de Relaciones Exteriores del Perú.

« AnteriorContinuar »